¿sabes a quién te diriges? cómo definir y atraer a tu cliente ideal

¿Estás a gusto con el tipo de cliente que tienes en estos momentos?

A veces nos conformamos con lo que tenemos e incluso nos llegamos a acomodar.

CLIENTE IDEAL

Parece razonable también, pensar que “todo el mundo” es tu cliente, ¿Por qué vas a tener que renunciar a alguno, con los pocos que tienes, verdad?

Pues no te imaginas las [highlight color=»#fedc70″] ventajas que te estás perdiendo por no empezar a pensar, con quién quieres trabajar.[/highlight]

Un cliente ideal es aquel que tiene un problema o una necesidad y que está dispuesto a pagar por ello. Y sobre todo, ese problema o necesidad es una prioridad para él, está en el momento en el que quiere invertir para solucionarlo. Sólo le falta decidir si comprarte a ti o a tu competencia.

Si intentas vender a alguien que no está preparado para comprar, los esfuerzos son enormes. Por eso, no todos, son tus clientes ideales.

Imagina ahora mismo, que pudieses elegir a tu cliente ideal.

Piensa por un momento ese cliente que tanto te gusta:

[checklist icon=»plus-sign» iconcolor=»#fedc70″ circle=»no»]

  • Que si tuvieses 10 de esos clientes el trabajo se te simplificaría muchísmo y te reportaría mucha tranquilidad.
  • Ese cliente que te encanta contarle cosas de tus productos y servicios porque sabes exactamente lo que le gusta y cómo le gusta, es super fácil hablar
  • El que paga sin excusas porque quiere comprar lo que ofreces.
  • El que es tu embajador, habla de ti a todo el mundo porque está satisfecho.
  • Ese cliente que te sientes en sintonía desde el primer momento.

[/checklist]

 

[highlight color=»#fedc70″] No todos pueden ser tus clientes y no todos quieren ser tus clientes.[/highlight]

 

Seguro que tienes o has tenido muchos, pero siempre hay uno que te gusta más. ¿Te gustaría empezar a atraer a más como ese cliente ideal?

Antes de nada quiero que reflexiones en algo.

¿Has oído hablar de la ley de atracción?

Esa ley que hace que cuando estás enfocado en algo, parece que empiezan a aparecer por todos lados, cosas relacionadas con lo que tienes entre manos.

Esos días negativos que parece que todo lo que atraes es malo y quieres que el día se acabe ya.

O al revés, cuando tienes un día super positivo, te pones a hacer cosas que te llenan de más energía y empiezan a aparecerte oportunidades que parecen casualidades.

Suena muy místico, pero es real como la vida misma.

Pues esto mismo pasa a la hora de atraer a tus clientes.

Si en estos momentos tienes alguno que no encajan con lo que quieres, párate a pensar [highlight color=»#fedc70″] ¿qué estoy comunicando o haciendo, para que venga este tipo de cliente a mi?[/highlight]

Igual el fallo está en el mensaje que estás transmitiendo, por querer atraer a “todo el mundo”.

Si te enfocas en un cliente concreto y empiezas a centrar todos tus esfuerzos en él, lo más probable es que empieces a dar señales a tu cliente ideal de que los mensajes que envías son para él.

Pero por si aún no lo tienes claro, te voy a contar algunas ventajas de por qué es tan importante definir a un cliente ideal.

Ventajas de conocer y dirigirte a tu cliente ideal

1. Es muy fácil trabajar con un cliente que te adora y que además conoces muy bien.

2. El trabajo con un cliente ideal es rentable, porque tus productos o servicios están hechos para ellos por lo que el esfuerzo está medido y no perderás tiempo ni dinero.

3. Tu mensaje de marketing está mejor definido porque está escrito para él, por lo que el mensaje será claro y eficaz.

Y si aún no has empezado a definirlo estás perdiendo muchas oportunidades

Aquí tienes los ingredientes principales:

[checklist icon=»circle-arrow-right» iconcolor=»#fedc70″ circle=»no»]

  • Para definirlo es importante primero que sepas qué es lo que quieres tú. Si, tu marca personal, quién eres y qué ofreces. Tus clientes saben cuando no tienes claro tus objetivos ni lo que vendes, lo perciben porque inconscientemente se lo estás comunicando. Por lo que un trabajo de marca antes de nada te facilitará muchísimo el trabajo de decidir y definir a tu cliente ideal.
  • Una vez que ya tienes claro quién eres, qué haces y cuáles son tus objetivos es el momento de hacer una radiografía de tu cliente ideal. Escribe todo lo que sepas de él, investiga, métete en su cabeza y escribe con sus palabras todo lo que él dice. Cuantos más detalles, mejor.
  • Ahora que ya sabes quién es, vas a escribir el mensaje de marketing que usarás para atraerlo. Ese mensaje con toda la información que tienes, es mucho más fácil de redactarlo. Y no sólo un mensaje de marketing es lo que sacarás de esta información, sino que también un tono de voz adecuado a tu cliente, que usarás en todo lo que comuniques, desde tu blog hasta los textos de tu web.

[/checklist]

Y ahora que ya tienes las claves para empezar a trabajar tu cliente ideal, es tu turno:

  •  ¿estás trabajando con el tipo de clientes que quieres?
  • ¿tienes claro quién es tu cliente ideal?
  • ¿transmites y comunicas pensando en tu cliente ideal?

Guía paso a paso para convertir tus ideas en proyectos

Es genial tener mil ideas pero las ideas no son proyectos.

Como emprendedor creativo es parte de tu día a día.

Aunque hay días menos brillantes, en general y viéndolo con perspectiva, ganan los días que te salen las ideas hasta en la ducha.

El proceso creativo que se desencadena en tu cabeza para gestar ideas es impresionante.

Lo que pasa es que una idea no tiene que porque ser un proyecto, o dicho de otra manera, [highlight color=»#fedc70″]¿cuántas de tus ideas se han convertido en proyectos?[/highlight]

Seguro que cuando estás trabajando en buscar ideas nuevas, se te han ocurrido muchas que podrían convertirse en proyectos, pero a la hora de analizarlas, resulta que te falta algo y ese algo hace que finalmente esa idea se quede ahí, en el papel.

Es un pequeño matiz, el que hace que algunas ideas salgan adelante y otras no. Para empezar a identificarlo es necesario que te hagas la siguiente pregunta:

¿Sabes cuál es la diferencia entre las ideas y los proyectos?

[highlight color=»#fedc70″]¿qué es una idea?[/highlight]

1. Una idea en su origen no es tangible, está ahí arriba, en tu cabeza. Por lo menos hasta que la escribes en un papel, que entonces sí que empieza a ser real aunque aún le falta mucho.

2. Las ideas no tienen fechas ni tareas. Son imágenes en tu cabeza, pensamientos o incluso inspiraciones de algo que has visto, oído o leído. ¿a que en el primer momento en que la idea aparece en tu cabeza no viene con checklist ni calendarios?

3. Una idea en su origen no tiene estructura. Es una frase o un concepto sin forma todavía.

4. Cuando se te ocurre una idea te emocionas, te pones a saltar por dentro, te imaginas llevándola a cabo, es un subidón de adrenalina!

Creo que ya imaginas por dónde voy. Imagino que de lo anterior, ya puedes sacar conclusiones sobre lo que son los proyectos.

[highlight color=»#fedc70″]¿qué es un proyecto?[/highlight]

1. Un proyecto sigue un esquema que ayuda a aclarar conceptos. Cuando decides convertir esa idea en proyecto, te haces preguntas:

  • ¿cuánto me va a costar?
  • ¿cómo voy a hacerlo exactamente?
  • ¿dónde lo voy a hacer?

2. Cuándo ya tienes claro algunas cosas, empiezas a crear un listado de tareas que te ayudará a ejecutar el proyecto. La idea ya empieza a coger forma de otra cosa, no siempre se parece a lo que surgió en un primer momento en tu cabeza.

3. Y ahora que ya sabes qué es y de qué está hecho toca poner fechas.

Aquí se convierte de verdad en algo tangible. El lunes día 1 empiezo a poner en marcha mi idea! Y el día 1 del mes X y del año Y estará acabado. 

Esto es otra cosa, ya no es una nube maravillosa que sobrevolaba hace un rato tus pensamientos.

4. ¿Emoción? Seguro que sí! Pero de otra manera.

Las fechas te ponen nervioso, ahora hay tareas que hacer.

Si lo has hecho bien, la motivación es máxima porque lo ves alcanzable y ya es real.

Durante el proceso del proyecto seguro que aparecen momentos, que nada se parecen a la adrenalina del momento idea, pero si lo ves desde arriba, te emociona igual o más.

[tagline_box backgroundcolor=»#fdfbfb» shadow=»yes» shadowopacity=»0.1″ border=»1px» bordercolor=»» highlightposition=»top» link=»» linktarget=»_self» buttoncolor=»» button=»» title=»¿Pasa lo mismo cuando quieres empezar a crear tu marca?» description=»Ahora que ya sabes qué tus ideas no son proyectos, habrás deducido también que pasa lo mismo con tu marca.

 

No es lo mismo pensar que tu imagen es una que te has hecho en la cabeza,  a planificar una serie de estrategias que te ayudarán a responder quién eres, a estructurar qué es lo que quieres mostrar o a planificar cómo lo quieres hacer.

 

El personal Branding no es más que eso, un proyecto que convierte en realidad tu marca.

 

Son los pasos a seguir para que empieces a construirla y que veas cómo se convierte en algo palpable: palabras, historias, imágenes, web, blog, redes sociales…» animation_type=»0″ animation_direction=»down» animation_speed=»0.1″][/tagline_box]

Y tú, ¿conviertes tus ideas en proyectos?

Te dejo una plantilla con los pasos a seguir para que empieces a crear proyectos a partir de tus ideas.

Aprenderás a filtrar las ideas que pueden convertirse en proyectos de las que no.

También tendrás un plan de acción que te servirá para que empieces a probar desde ya la viabilidad de lo que quieres hacer, cuanto antes empieces antes lo sabrás! Just do it!

Dale a la imagen para descargar la plantilla.

IDEA EN PROYECTO

 Me cuentas abajo en los comentarios ¿qué idea has conseguido convertir en proyecto?

La mejor manera de aprovechar tus conocimientos [incluye ejercicio]

Si no sabes que hacer con todo lo que sabes, esto te interesa.

TU LIBRO_2

[tagline_box backgroundcolor=»#fdfbfb» shadow=»yes» shadowopacity=»0.1″ border=»1px» bordercolor=»» highlightposition=»top» link=»» linktarget=»_self» buttoncolor=»» button=»» title=»Sabes mucho…:» description=»- Has leído miles de libros

 

– Has hecho cursos online, presenciales, gratis y de pago

 

– Tienes experiencia y mucha, gracias a la cantidad de cosas diferentes que has hecho durante toda tu vida profesional

 

– Además por tu capacidad creativa y soñadora, de vez en cuando se te ocurren ideas nuevas, inspiradas en lo que has visto, leído o escuchado.

 

– Y si fuera poco, tienes un listado de blogs que te encanta leer cada día, con contenido nuevo y actual, y ya no te digo, los que vas descubriendo de casualidad (quién no ha empezado a ir de link en link y mira dónde has acabado y descubierto!)

» animation_type=»0″ animation_direction=»down» animation_speed=»0.1″][/tagline_box]

Está claro que tienes mucho que contar y que ofrecer.

Asimilar tal cantidad de información no siempre es fácil y acordarte de toda, menos aún.

Cuando trabajas tu marca es importante filtrar y seleccionar toda aquella información que realmente te identifique y sobre todo que quieras mostrar.

Si has hecho un trabajo personal previo, sabrás quién eres y qué quieres mostrar, cuáles son tus habilidades, tus mejores recursos e incluso en qué entornos te mueves como pez en el agua.

Hoy quiero empezar a enseñarte una pequeña muestra de lo que ofrezco en mi inminente, Plan online de Personal Branding. Qué por cierto, si quieres ser el primero en saber cuándo saldrá y conseguir descuentos exclusivos, por ser suscriptor, apúntate aquí.

Es un ejercicio de marca, de no más de 10 minutos de tu tiempo. Se trata de poner orden sobre todo el conocimiento que tienes.

Te lo explico mejor en el ejercicio. Dale a la imagen para poder descargarlo.

TU LIBRO_HOJA

 

Cómo crear rutinas puede ayudarte a ser creativo [con plantilla gratis]

La rutina no tiene porqué estar reñida con la creatividad. De hecho, si tienes tus rutinas claras y tienes marcados los momentos para tus hábitos, estarás dejando espacio para tu creatividad.

CREATIVIDAD Y RUTINAS

A partir de mi propia experiencia y de los emprendedores creativos que he conocido hasta ahora, he visto un par de patrones que se repiten bastante:

[checklist icon=»ok-circle» iconcolor=»#fdec70″ circle=»no»]

    • [highlight color=»#fedc70″]Las mejores ideas suelen aparecer siempre fuera de las horas en las que estás trabajando.[/highlight] En la ducha, hablando con un amigo, cuando estás ya en la cama…
    • [highlight color=»#fedc70″]Existen las rutinas pero no duran mucho. [/highlight]Crear hábitos nuevos es fácil aunque después mantenerlos no lo es tanto.

[/checklist]

Y cuando surgen las ideas, así de repente, sales corriendo para ponerte a trabajar o a anotarlas, sea la hora que sea,  para no olvidar nada de lo que se te ha ocurrido.

Son en esos momentos en los que sientes que trabajas sin estructura o sin rutina, y al final del día estás agotado por estos movimientos de trabajo fuera de horas.

Esto que te pasa no es malo. La creatividad es así, aparece en esos momentos de relax, porque es ahí donde tu cerebro funciona de verdad.

Lo que pasa después, sí que es importante que lo tengas en cuenta. El momento creativo es genial, te abstraes y lo disfrutas.

Pero después llega la hora de hacer esas tareas menos creativas y que también son parte de tu trabajo: la motivación baja y hacerlas cuesta más. Son esos momentos los que alteran tu día a día.

Si estabas haciendo algo y lo dejas, después retomarlo es más complicado. Como a todo, tu cuerpo y mente se acostumbra a este caos y después centrarse en ciertas tareas menos creativas cuesta el doble.

La productividad baja, tienes mil cosas por hacer, el tiempo no te da para todo… y de esto sí que te gustaría poner orden.

[highlight color=»#fedc70″]Cuando hablo de rutinas me refiero a tener:[/highlight]

  1. Un método o proceso de trabajo para resolver problemas.
  2. Darle estructura a tu vida y a tu trabajo para ser más productivo.
  3. Tener claro qué hábitos quieres tener en tu día a día. Esos que sabes que te reportarán beneficios y por lo tanto encontrar tiempo para hacerlos deberían estar en tu TODO list.

Para que empieces desde ya, a poner orden en el caos de tu vida creativa, te propongo el siguiente ejercicio que te ayudará a encontrar esas rutinas que quieres incorporar desde ahora mismo, en tu calendario.

Para poder descargarlo haz click sobre la imagen:

4 TIPS para optimizar tu tiempo y recursos

Cómo ya he dicho en alguna ocasión «menos es más». Para mí es una especie de mantra,  que aplico en todos los ámbitos de mi vida, tanto personal como profesional.

Como emprendedora creativa, que me encanta buscar constantemente nuevas ideas, este mantra, es el que más me ayuda a centrarme.

 

 

MENOS ES MÁS_LARGE

En el mundo digital, en el que vivimos actualmente, la cantidad de información que percibimos es enorme.

Existen miles de blogs, profesiones nuevas que aparecen cada día, productos y servicios que antes ni siquiera pensábamos que pudiesen existir… Nos podríamos perder navegando todo el día en internet, y ¡cuánto tiempo gastaríamos si vagamos sin rumbo!

Y esto se refleja en nuestro día a día.

No es tarea fácil que consigas fijar un objetivo claro con tanta información y opciones que tienes. Tampoco lo es centrarse en un solo cliente, con la cantidad de gente que está ahí fuera y podría comprarte.

Te aseguro que vale la pena simplificar estas situaciones. Piensa lo difícil que es avanzar entre la multitud. Sería mucho mejor conseguir un espacio delimitado en el que te muevas a tus anchas.

Te propongo empezar por simplificar en estas cuatro áreas:

1. [highlight color=»#fedc70″]Fijar objetivos y metas focalizados. [/highlight]Empieza por centrar toda tu energía en un tema, como mucho dos. Aunque si lo analizas verás que mejor es quedarse con uno solo. Verás que estando focalizado en un tema concreto, las acciones y oportunidades se alinean como por arte de magia.

Este año estoy muy centrada en el Personal Branding. Mis objetivos están en torno a este tema, y gracias a esto, me han ido apareciendo oportunidades que de otra manera ni siquiera las hubiese visto.

2. [highlight color=»#fedc70″]¿Cuántas habilidades o fortalezas tienes? [/highlight]Seguro que si lo analizas te sale más de una. Esto es genial, porque si las tienes localizadas, cada vez que crees un nuevo servicio, consigas un nuevo cliente, escribas un post en tu blog podrás aplicar tus habilidades para optimizar tus resultados.

Imagina que sólo puedes elegir una habilidad o fortaleza, durante un periodo de tiempo determinado. ¿Cómo aplicarías esta fortaleza en cada tarea que realizas cada día?

Si aplicas la fortaleza elegida, de manera constante acabarás potenciándola.

El camino a la excelencia en algo que haces muy bien, es un camino mucho más corto, que empezar de cero en otra capacidad que a lo mejor no eres tan bueno.

 3. Por supuesto aplicándolo al [highlight color=»#fedc70″]posicionamiento de tu marca [/highlight]también es válido. Cuando te centras en un solo mercado y en un solo cliente (cliente ideal) todo se simplifica:

  • Las tareas de marketing de repente son mucho más sencillas.
  • Elegir temas para tu blog, no será un problema
  • y dirigirte a una “sóla persona” es mucho más fácil que dirigirte a “todos”, conseguirás un lenguaje más personal y efectivo.

4. También en la [highlight color=»#fedc70″]imagen[/highlight] es aplicable.

  • Una tipología mejor que tres.
  • Dos colores mejor que cuatro.

Queda mucho más claro y cómo ya he comentado en otra ocasión, nuestro cerebro es capaz de procesar información visual en 13 milisegundos, por lo que tu público recibirá mejor el mensaje si no hay un batiburrillo de colores y tipografías que lo distraiga.

¿Compartes conmigo el mantra de “menos es más”? ¿En qué más situaciones profesionales lo aplicas tú?

 

 

Cómo analizar tu marca en 5 minutos

ANALIZA TU MARCA_4

Déjame adivinar.

No estás a gusto con tu página web.

Las redes sociales las usas, pero no tienes claro el retorno que te están dando.

No te acaba de convencer ni tu logo ni el estilo que se ve en tu negocio.

¿Crees que con lo que ahora mismo muestras, tu cliente potencial tendría suficiente información para contratarte?

Y sobre todo, ¿le inspirarías confianza?

Por eso, quiero hablarte de  porqué la primera impresión sí que cuenta y mucho.

Esto es algo que me ha pasado a mí.

Estaba buscando aquí en Barcelona una empresa que se dedicase a impresión digital y offset.

Hay miles, seguro.

Pero yo quería una que además de realizar la impresión, me asesoren un poco sobre algunas dudas relacionadas con el trabajo concreto que quiero hacer.

Como conozco a algunos ilustradores, decidí que me recomendaran alguna.

Efectivamente me dieron el nombre y la web de una de ellas, que aunque no me queda al lado de casa, por el hecho de la recomendación decidí echarle un vistazo a la web, y ver que me ofrecían.

¿Has visto la importancia que tiene una recomendación?

El resultado fue, que al ir a buscar su web, no me quedaba nada claro si era eso lo que necesitaba.

  • Una web poco clara. Muy genérica y sin información de valor que me convenciese a elegir esta y no otra.
  • El diseño no me cautivó tampoco. Fondo negro completamente, sin ninguna imagen. Muy moderno y con letra muy clara, pero el contenido no me aclaró para nada las dudas que tenía.

Es verdad que una empresa que realiza bien su trabajo, tiene muchos puntos a su favor. Pero si el objetivo de este negocio es ganar nuevos clientes y vender más, tendría que trabajar una comunicación acorde a este objetivo.

Por muy buena que sea tu idea o tu negocio, si nadie te compra, no te servirá de mucho.

Cuando no te conocen de nada, la primera impresión es la que da más información valiosa y que ayuda a la futura decisión de compra.

La verdad es que sólo necesitas 5 minutos, para darte cuenta lo que transmite tu marca.

Y te lo voy a demostrar.

Para el primer ejercicio:

  • Abre tu blog (si aún no lo tienes, lee esto)
  • Abre tu web
  • Abre tus redes sociales
  • Échate hacia atrás y míralo todo desde ahí

¿Existe coherencia entre todas ellas?

¿Cuentan la misma historia, aunque no leas  ni una sola palabra?

¿Qué mensaje te transmiten?

El cerebro es capaz de procesar información visual en 13 milisegundos. Por eso dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Por esta razón, el diseño es crucial a la hora de alinear aquello que quieres transmitir con aquello que muestras, que será lo que tu audiencia va a percibir nada más conocerte.

El diseño hoy en día es una herramienta fundamental para cualquier persona que quiera crear una marca. No es sólo estética de lo que estoy hablando, sino que me refiero al diseño pensado de forma estratégica.

No vale que tengas un logo muy bonito si éste no tiene sentido dentro de tu marca.

Tampoco vale que el template de tu web sea moderno y muy visual, si en conjunto no está transmitiendo la historia que tu marca quiere contar.

Lo ideal es trabajar este tema con un profesional para que la coherencia sea máxima.

Tu identidad visual representa tus valores, atributos e historia que quieres contar.

Pero aún hay más.

Vuelve a tu web y hazte la siguiente pregunta:

¿Qué es lo que hay aquí para tu cliente potencial?

Si llegara una persona a tu web con interés por lo que haces, ¿tendría toda la información que necesita sin salir de la home?

Si la respuesta es que acabaría enviando un mail para preguntar absolutamente todo, es que algo falla.

Haz una lista de preguntas frecuentes que recibes o crees que tus clientes potenciales te preguntarían. Las respuestas, será lo que ellos necesitan leer para solucionar sus dudas y contactarte.

Esto es un magnífico filtro para enfocarte en tu cliente ideal.

No se trata de trabajar para todos, cuando haces esto, al final acabas no trabajando para nadie. Haz que se sientan identificados y quieran conectar contigo.

Aprovecha el poder de estas respuestas y no dejes que se vayan por dejarles con dudas.

Recuerda que una buena primera impresión será la clave para seducir a tus clientes potenciales.

Dedicar 5 minutos a estos sencillos ejercicios, te ayudará a ser tú quien controle la percepción que tienen de tu marca. Revisa tu estilo, que sea coherente con tu marca. Crea mensajes claros, directos al grano y que respondan las necesidades de tus clientes potenciales.

Y ahora te toca a ti, ¿crees que tu estilo es coherente con tu marca? ¿tus mensajes dejan claro todo lo que tus clientes necesitan saber para contratarte?

Cómo darse a conocer cuando parece que nadie sabe que existes

QUE HACER CDO NADIE TE CONOCE

¿Te has sentido alguna vez así?

Sientes que estás dándolo todo, pero nadie te lee, escucha o compra lo que haces.

Te sientes frustrado.

En tu cabeza empiezan a aparecer frases como: “y si fuese más…” “y si tuviese…” “y si…”

¿Te suena?

Entrar en esta dinámica lo único que te llevará es a sentirte más frustrado, así que no sigas por ahí, no vale la pena.

Tienes dos opciones.

  1. Seguir como estás
  2. Probar a hacer algo nuevo que empiece a cambiar esta situación

Cuando no tienes el reconocimiento que quieres o mereces, tu mente puede ser tu peor enemigo.

Pensar cada día lo mucho que te limita esta situación no te va a ayudar.

Está bien identificar el problema. Cuando sabes qué es lo que te pasa, podrás empezar a buscar soluciones.

Lo que no es tan bueno, es darle vueltas al mismo asunto. Si estás siempre pensando en cómo es posible que nadie te siga ni te compre, no llegarás a ningún sitio.

Sin embargo, si intentas enfocarlo de una forma más positiva, tu mente automáticamente empezará a funcionar de otra manera.

Por ejemplo:

En vez de decir cada día:

“Nadie me lee, parece que a nadie le intereso. Si tuviese más dinero, tendría una mejor web y podría trabajar más mi branding y marketing para darme a conocer”

Podrías decir:

“Mi reto esta semana es buscar a una persona (idealmente que sea tu cliente ideal) que quiera escuchar lo que ofrezco o escribo (producto, servicio o lo que escribes en tu blog) y que me dé su feedback, pero sin intentar vender nada.

Imagina que esta semana consigues una persona que te este feedback y la semana que viene otra y la siguiente otra más.

¿Sabes la cantidad de información útil que podrías tener en solo un mes?

¿Te imaginas todo lo que podrías mejorar, con esa valiosísima información?

La cosa cambia, ¿verdad?

Ser consciente de tus pensamientos es muy importante, te ayudará a tomar el control sobre tu negocio.

Y aún puedes hacer más cosas.

Te propongo 3 consejos extra, que si aplicas, te aseguro que tu situación cambiará.

1_Empieza a ser tú mismo.

¿Qué es lo que haces para gustar a la gente?

Deja de pensar en los demás por un momento. Piensa en ti.

En lo que te gusta hacer, o en lo que no te gusta nada.

Saca tu “yo” más personal, el auténtico, ¿Eres tú realmente cuando escribes en tu blog?

Cuándo ofreces lo que haces, ¿sientes que lo estás haciendo desde lo que tú eres realmente?

Pregúntate: ¿Qué es lo que quiero?

Y aún más importante, ¿por qué hago lo que hago?

Esta última, es una pregunta potente que si encuentras la respuesta verás como la percepción de tu marca cambia por completo.

Pero si aún así no acabas de sentir tu yo auténtico, algo que va genial es meditar.

Meditar no es  más que un entrenamiento para tu cerebro. Es un músculo que también necesita fortalecerse. El bombardeo de pensamientos que tienes en cada momento le impide poder ayudarte.

Crea el hábito diario, con solo 10 minutos al día es suficiente para empezar.

Te ayudará a desconectar del resto del mundo y a reconectar contigo mismo.

También te puede ayudar un coach.  Te enseñará a tomar perspectiva y a pasar a la acción.

2_ Déjate ver y conoce a otros profesionales de tu sector

Si quieres que te conozcan, empieza conociendo tú a otros profesionales.

Si quieres que te hagan comentarios en tu blog, se tú el que vaya a comentar otros blogs. Que sean comentarios llenos de valor y que muestren tu autenticidad.

Ganarás visibilidad y credibilidad.

Se trata de crear un entorno positivo y colaborativo con otros emprendedores que a lo mejor se sienten igual.

Te permitirá conocer a gente nueva y además, todo lo que das al final vuelve de vuelta.

Piensa que esos profesionales que admiras porque tienen miles de seguidores en algún momento han empezado como tú.

Y aunque sean del mismo sector, incluso tu competencia pueden ser tus mejores aliados si conectas con ellos y demuestras tu valor.

3_ Enseña todo lo que haces, no dejes nada en el tintero.

Prueba a salir de tu zona de confort.

Busca oportunidades fuera de tu círculo.

Apúntate a algún networking sin olvidar tus tarjetas.

Ofrece algún taller o conferencia aunque sea en petit comité, poco a poco irás cogiendo confianza y ya lo harás más grande.

Ofrécete en algún proyecto como voluntario/a para darte a conocer… Sal del anonimato!

Muchas veces piensas que estás mostrando todo lo que haces pero no es así.

Los miedos y bloqueos se apoderan de ti y eso se convierte en un muro de cara al exterior.

Cuando hablas de tu negocio, dejas de contar detalles porque crees que eso ya lo saben o no es importante, y ahí tu audiencia se está perdiendo mucha información valiosa.

Por eso es importante también que analices tu presentación. Repítela todas las veces que puedas y a toda las personas que tengas la oportunidad.

Será tu entrenamiento.

Acabarás perfeccionándolo y te sorprenderás de la cantidad de información que estabas obviando.

Recuerda que quedarse como estás, sólo te hará sentir más frustrado. No quieres seguir en el anonimato y que nadie te conozca.

Es el momento de actuar. Conoce a gente nueva que te dé feedback, trabaja tu branding para ahondar más en lo que haces y enséñalo sin miedo a toda las personas que tengas oportunidad.

¿Qué más cosas se te ocurren para salir del anonimato y empiecen a conocerte? ¿Crees que tu speech dice todo lo que tienes que ofrecer? Estaré encantada de leerte en los comentarios.

5 TEDs PARA PONER EN MARCHA TU CREATIVIDAD

Me encanta ver de vez en cuando algún TED porque me da un chute de motivación para continuar cuando estoy atascada y siempre saco ideas nuevas.

Como emprendedor creativo estos talks no deberías perdértelos. Te van a inspirar para seguir adelante, sobre todo en esos momentos que parece que te has estancado, que no salen nuevas ideas… ya verás que esas crisis creativas nos pasan a todos y solo hay que entenderlas o mirarlas desde otra perspectiva.

[ted id=453]

[ted id=1449]

[ted id=1535]

[ted id=1653]

[ted id=1747]

 

 

LAS 5 COSAS QUE TE PASARÍAN SI TUVIESES UNA MARCA PERSONAL

Llevo algún tiempo trabajando temas de branding y marca personal y cada vez me gusta más.

Estoy viendo el potencial que tiene trabajar tu propia marca y las ventajas que te proporciona en el trabajo diario.

El personal Branding no es cosa sólo de grandes empresas, sino que autónomos y pequeñas empresas que lo desarrollan tienen una ventaja potencial frente a sus competidores.

No es un trabajo de dos días, sino que es un proceso continuo y perseverante. Tampoco se trata de tener un logo bonito y una web o blog con mucho contenido. Es mucho más que eso.

Existe un gran trabajo personal de autoconocimiento que para mí es la clave para empezar a crear la marca.

Las emociones también juegan un papel muy importante.

La percepción de que hay una persona detrás de una empresa, transmite emociones, aporta valor y la hace única.

Cuando tenemos entre manos una decisión de compra, nuestro subconsciente elegirá siempre la parte más emocional, preferimos una empresa con personalidad, que nos haga vivir una experiencia sensorial, a una que sea fría, distante y que no nos aporte nada en especial.

Para empezar a mostrarte las ventajas que tiene trabajar tu personal branding, hoy te voy a decir 5 cosas que te pasarían si tuvieses tu  marca personal:

1/ Hablarán de ti tal y cómo quieres que lo hagan.

Las percepciones las controlarás tú.

Con tus atributos definidos lanzarás mensajes enfocados a lo que tú eres, sin dejar en manos del azar las percepciones que tengan de tu empresa.

2/ Tu autoestima estará mucho más alta.

Al haber hecho un trabajo personal de autoconocimiento tendrás claro cuál es tu valor diferencial, que aportas y cuál es tu visión.

Es muy motivador saber en qué destacas y qué te hace único. A partir de aquí empezarás a construir contenidos totalmente alineados a ti y por lo tanto aportando mucho valor.

3/ Tendrás los objetivos claros y sabrás seguir fijándolos en función de tu estrategia de marca.

La diferencia entre una empresa con objetivos y una sin ellos, se ve claramente en la evolución a lo largo del tiempo.

Una empresa con sus objetivos claros verás que avanza y no pierde el rumbo, haciendo pequeñas cosas cada día, verás grandes resultados casi sin darte cuenta.

4/ Si te preguntan a qué te dedicas.

Esta pregunta es una de las más complicadas que conozco.

Pero si has trabajado tu marca tendrás una respuesta clara y trabajada que dará toda la información necesaria para que se acuerden de ti.

Cuando te encuentres en un networking con muy poco tiempo para presentarte y con mucha gente a la que conocer, tú tendrás claro lo que contarás, qué destacarás de tu marca y lo que quieres que se queden para que no se olviden de ti.

5/ Irás por la calle y estarás recibiendo señales e inspiración para tu marca.

Navegarás por internet y hablarás con gente y estarás sacando nuevas ideas para tu marca.

Todo lo que hagas en tu día a día estará envuelto de ti, porque una marca personal no es más que tu propia personalidad, tus cualidades, tus atributos y tus valores.

Además de todas estas cosas, conseguirás crear un espacio, tú espacio, que te permitirá trabajar de una forma más relajada y creativa porque es tu terreno, lo conoces y le sacarás mucho más partido.

¿Quieres saber más? ¿Te gustaría saber por dónde empezar?

Apúntate a mi comunidad y recibirás recursos gratuitos que te guiarán en los primeros pasos.

>>>> Apúntate aquí<<<<<

 

3 TÉCNICAS DE BRAINSTORMING PARA EMPRENDEDORES CREATIVOS

Hasta las mentes más creativas tienen bloqueos y días más espesos. Para esto, existen algunas técnicas que ayudan a que generes más ideas hasta en esos días en los que parecía que no iba a salir nada.

brainstorming_L

Estas técnicas te pueden servir para muchas cosas, desde escribir un nuevo post en el blog hasta crear un nuevo servicio o producto de tu web. Incluso si estás empezando en el mundo emprendedor y necesitas un poco de inspiración para ordenar y aclarar todas las ideas que tienes en la mente estas técnicas van genial.

Normalmente el Brainstorming se hace en equipo y la idea es que salgan muchas opciones desde las diferentes perspectivas que tiene cada persona. Es un proceso que además de divertido da unos resultados muy rápidos y creativos.

En el mundo emprendedor que seguro te encuentras, trabajar solo está a la orden del día y por eso he buscado las mejores técnicas de brainstorming para que puedas hacerlas igual de bien y con resultados muy creativos.

[highlight color=»#fedc70″]Crea un Collage digital o físico de imágenes que te inspiren.[/highlight]

Si es digital puedes crear un tablero en Pinterest que sea privado y añadir ahí tus imágentes. Déjate llevar, la idea es que sin pensar demasiado, selecciones todas aquellas imágenes que te llamen la atención, que te gusten y que significan algo para ti. Dejarás de usar por un momento tu lado consciente para acceder a tu subconsciente, mucho más potente y revelador a la hora de crear nuevas ideas.

Elige las temáticas que más te gusten, por ejemplo si te gusta el diseño, la fotografía y los animales, añade de cada una lo que más te inspire, te llame la atención o visualmente te dice algo y aún no sabes qué. Añade citas, detalles y todo lo que se te ocurra para completarlo. Después míralo con perspectiva, ordénalo si lo necesitas y saca tus conclusiones.

[highlight color=»#fedc70″]Escribe 100 palabras[/highlight]

Busca un rincón tranquilo, un boli y empieza a escribir. Tu cerebro se pondrá en marcha según avances, irá sacando más y más. Si de repente estás escribiendo palabras que son conexiones de otras, escríbelas a parte y déjalas para después. No te preocupes si te bloqueas. Para, haz una pausa corta, dale un respiro a tu mente y cuando lo reanudes hazlo hasta completar a las 100 palabras. Seguro que cuando acabes te sorprenderás la de cosas que pueden llegar a salir.

[highlight color=»#fedc70″]Mind Maping o Mapas mentales[/highlight]

Revisa ahora todas las palabras que has escrito y mira a ver si alguna te inspira hacia alguna idea. ¿Encuentras conexión para esa idea o palabra? Ahora toca hacer un mapa mental para hacerlo más fácil. Dibuja un círculo  y escribe la palabra clave sobre la quieres empezar. De este círculo traza líneas de conexión y añade nuevos círculos que contengan cualquier cosa que se relacione con el tema principal de un círculo. Tendrás círculos con muchas conexiones y puede que otros no llegues tan lejos como pensabas en un principio. Es un ejercicio genial para ver de un solo vistazo lo que te interesa trabajar. Si eres de los que te gusta hacerlo digitalmente, puedes usar esta herramienta http://www.easel.ly/.

Y si después de estas técnicas aún te has quedado con ganas de conocer más. Te nombro alguna que he sacado de aquí: 25 useful Brainstorming Techniques http://personalexcellence.co/blog/brainstorming-manifesto/

[checklist icon=»plus-sign» iconcolor=»#fedc70″ circle=»no»]

  • Viaja en el tiempo: ¿Cómo resolverías tu problema si estuvieses en un momento del tiempo diferente? hace de 10, 100 o 1000 años? O en el futuro, dentro de 10, 100 años? Ayuda a crear diferentes perspectivas y te das cuenta de cómo algunas cosas pierden o ganan importancia para tenerlas en cuenta ahora en el presente.
  • Superpoderes: Imagina que no tienes ninguna limitación, tienes superpoderes para hacer todo lo que quieras, no existen barreras. ¿cómo lo harías?
  • Pensamiento opuesto: Piensa en lo que haría una persona cualquiera para llevar a cabo tu idea. Ahora piensa en cómo sería todo lo contrario. Intenta darle la vuelta completamente, sin miedo, cuánto más loco sea mejor, te saldrán más ideas nuevas.
  • Exageración: Exagera tu idea o tu objetivo. Duplícalo: ¿si fuese 10 veces más grande? Y 100 veces más? Y si fuese 1000? Divídelo: Si fuese la mitad? Cuando lo exageramos vemos cosas que de otra manera ni lo habríamos pensado. ¿te imaginas que podrías hacer en tu empresa si ganases 100 veces más? Pues a lo mejor ahora no lo harías pero te abre otro camino que no habías valorado.

[/checklist]

¿Qué técnicas utilizas tú para crear nuevas ideas? ¿me las cuentas?

Ir a Arriba