Como gestionar los cambios del regreso a la rutina [Oriol Lugo]

Oriol Lugo coach y psicólogo por la UB es el protagonista del artículo de hoy.

Empezar la rutina de nuevo implica cambios y por eso Oriol a través de su libro «365 Consejos de Coaching para crecer cada día» te da consejos que pueden ayudarte en esta nueva etapa.

Y a partir de su experiencia sobre Coaching, Psicología, Mentoring y Neurociencias hoy va a hablarte de cómo abordar estos cambios que implican las nuevas rutinas cuando regresamos de vacaciones y volvemos a empezar de nuevo el «curso escolar».

Aquí te dejo con sus palabras:

El Coaching es una metodología que ha revolucionado miles de vidas.

Una de ellas fue la mía.

Seguramente la gran mayoría de las personas que han pasado por un proceso de Coaching o si se dedican a ello, como la gran especialista coach Elena Coello, podrán coincidir que es algo que sólo puedes valorar cuando ya has efectuado el cambio.

Cuando estás en un momento de tu vida donde estás pasando por adversidades, dudas o preocupaciones, se hace difícil valorar si el Coaching puede o no ayudarte.

Pero una vez lo vives ya no tienes más dudas.

Esta es la situación en la que puede encontrarse muchas personas que vuelven de vacaciones.

Después de este periodo de descanso son muchos los individuos que sufren crisis sobre qué quieren hacer con sus vidas.

Han tenido tiempo para pensar y se han dado cuenta que quizás:

  • su trabajo no les llena,
  • o no estás satisfechos/as con sus relaciones de pareja,
  • o con sus amistades,
  • o tal vez les gustaría implementar nuevos hábitos y rutinas en sus vidas…

Sea cual sea el cambio que quieras plantearte, es importante dar voz a estas sensaciones y a estos pensamientos.

A lo largo del año tapamos la gran mayoría de estas insatisfacciones a través de malos hábitos como el beber en exceso, rodearnos de personas que no nos aportan, o con los atracones de comida o de series….

Estas conductas sólo enmascaran una realidad que cada vez se va a hacer más presente.

Es por esta razón que el Coaching puede convertirse en una metodología ideal para poderte ayudar en estos periodos de transición.

Y después de cerca de diez años con el Coaching, he llegado a la conclusión de que los cambios pueden producirse de muchas maneras, pero hoy quiero compartir una de muy específica: se trata del cambio progresivo.

Esta manera de realizar transformaciones en la vida puede no ser tan espectacular, pero tiene un gran poder.

A través de la obra “365 Consejos de Coaching para crecer cada día”, planteo la idea de que cada día puedes efectuar pequeñas modificaciones en tus rutinas o formas de pensar diarias.

Si te planteas adelgazar 10 o 20 quilos en un mes quizás será algo que te va a generar estrés o tensión.

Pero si te lo planteas como algo progresivo que puedes ir haciendo paulatinamente a lo largo de los días, de las semanas o de los meses, entonces ya se vuelve una meta más asequible.

Esto es lo mismo que ocurre con cualquier meta y objetivo.

Buscamos las soluciones milagrosas, pero quizás los auténticos milagros los podemos hallar con los pequeños pasos diarios.

Imagínate por un momento que todo lo que tuvieras que hacer en el día de hoy fuera seguir una pequeña orientación o consejo. ¿Sería fácil o difícil de implementar?

Seguramente no te quitaría más que unos minutos al día.

Y esa acción multiplicada por 365 días es la que puede lograr que sin darte cuenta tu vida haya mejorado por completo.

Lo bueno de las personas que nos dedicamos al Coaching, como Elena o yo, es que somos eternos aprendices.

Y siempre estamos aplicando lo que presentamos a nuestros clientes con nosotros/as mismos/as.

Es por esta razón que tal vez un cambio más pequeño pero sostenido en el tiempo puede convertirse en una solución distinta a tus necesidades.

Igualmente, lo más importantes para que el cambio sea factible es que la persona esté dispuesta a efectuarlo.

Sin un deseo auténtico será complicado ya que la persona quizás no se encuentra aún en la fase o en la etapa para transitar desde su antiguo yo a su futuro yo mejorado.

Este septiembre tienes una oportunidad de oro para efectuar todo aquello que no has realizado aún a lo largo del año.

Nunca es demasiado tarde, así que ha llegado el momento de poder realizar tu transformación. Y recuerda: acompañarte de un buen coach como Elena puede suponer la clave del éxito.

Dr. Oriol Lugo Real

Psicólogo y co-director del OWL INSTITUTE. INSTITUT PSICOLÒGIC

Autor de los libros: “365 Consejos de Coaching para crecer cada día” y “Coaching de Vida: Crecer, Estancarse o Morir”.

https://amzn.to/30dOTaI

 

5 errores que debes evitar si quieres una marca que conecte

La competencia es cada vez mayor y más potente y llevas tiempo siendo consciente de ello.

Igual esta es tu situación: sabes que darse a a conocer no es fácil, sientes que es lento y no tienes tiempo ni dinero que perder.

Además, aunque sepas que en el fondo tener competencia es bueno, hay algo que te remueve cuando ves como ellos tienen su sitio y además avanzan a pasos de gigante y eso no te reconforta.

No te preocupes. Es normal y a todos los emprendedores nos ha pasado en algún momento.

Pasar desapercibido en el mundo online e incluso en el offline, es una fase muy común que suele ocurrir sobre todo al principio.

Aunque es posible pasar por esta fase de una manera más rápida si sabes cómo.

Igualmente piensa que ser conocido no equivale a que te quieran. La visibilidad es notoriedad, y ésta es importante cuando ya has creado un vínculo que conecte con tus clientes.

Te lo voy a explicar en este artículo con 5 errores muy habituales que suelen ser los responsables de esta falta de visibilidad de tu marca y que además te darán las claves de cómo conectar con tus clientes.

Porque no pasa nada si estás en esa fase, el problema es si no sales de ella o te quedas demasiado tiempo ahí.

Está bien identificar el problema. Cuando sabes qué es lo que pasa, ese es el momento en el que podrás empezar a buscar soluciones.

La clave es que si te conocen, han oído hablar de ti o te recuerdan, entonces los clientes empiezan a llegar.

Una marca sirve para dejar huella en la cabeza de nuestra audiencia y diferenciarnos de nuestra competencia.

Estar en la mente de nuestros clientes es el deseo de cualquier marca y de la tuya también debería serlo.

Será en ese momento en el que empezarán a llamarte, a valorarte e incluso a recomendarte.

Seguro que ofreces un producto o servicio de mucho valor y de calidad, pero si detrás de todo ese trabajo no hay gente que quiere comprarte porque no sabe siquiera que existes estás haciendo un esfuerzo muy grande que no está teniendo el retorno que te mereces.

Como emprendedor/a seguro que quieres:

  • Vivir de lo que te gusta
  • Crecer profesional y personalmente
  • Potenciar tus fortalezas
  • Diferenciarte de tu competencia
  • Atraer a más clientes
  • Destacar en tu sector

Para evitar que tu marca siga en el anonimato y empiece a destacar, el primer paso es que evites estos 5 errores que te voy a contar.

Los 5 errores más habituales que estás cometiendo con tu marca.

[separator top=»30″ bottom=»40″ style=»double»]

ERROR 1: No tener un motivo claro para crear tu marca personal.

Es lo primero que siempre trabajo en mis sesiones. La fijación de objetivos, tu propósito y el por qué haces lo que haces.

Es un primer paso que todas las personas saben que hay que hacer, pero que muy pocas lo ponen en práctica.

Sin objetivos, lo normal es empezar con mucha fuerza y en la mitad del camino abandonar.

No tener claro tu propósito, o no saber el por qué haces lo que haces, también lo perciben tus clientes de forma inconsciente.

Si tu no tienes muy claro hacia donde vas, imagina ellos cuando intentan seguirte y sienten que hay cambios e incoherencias que al final les acaba creando dudas sobre tu marca.

Un objetivo, es una guía que marca, el camino a seguir. Si no tienes esa guía, lo habitual es que vayas dando tumbos y tardes mucho más tiempo en saber que es lo que quieres.

Sabiendo esto, ¿no crees que vale la pena intentar hacer este esfuerzo inicial?

Para darte a conocer este paso es imprescindible, porque aunque no se vea aparentemente sin él el resto de acciones no tendrán una base consistente.

Podrás hacerlo por tu cuenta dedicándole tiempo y perseverancia, o de forma guiada con ayuda de algún experto.

ERROR 2: Solo trabajar duro y ser bueno no es suficiente.

Hay mucha gente buena y que trabaja duro. Y en tu sector, seguro que si buscas encuentras muchos.

Pero de toda esta gente, ¿cuantos son los que destacan de forma brillante en su sector?

Seguro que ahora ya te quedas con menos.

Trabajar duro y ser bueno está bien pero cuando se trata de que te recuerden, no es suficiente.

Encontrar un diferencial es lo que conectará con tu cliente.

No solo eres lo que has hecho sino que también eres lo que quieres hacer.

Crear una marca te permite esto.

ERROR 3: No especializarte o ser específico

Cuando dices: “ofrezco muchos productos o servicios para todo tipo de público porque quiero llegar a cuanta más gente mejor, tendré más posibilidades”

A mi también me pasó. No quería descartar a nadie de mis posibles públicos y ofrecer muchos servicios.

Mejor que no lo hagas.

Cuanto más tardes en definirte más tardarán en encontrarte.

Cuanto más buena y especializada sea tu marca dentro de tu sector, más reconocimiento obtendrás.

ERROR 4: Pensar que no necesitas crear una marca personal.

Si no la creas serás devorado por el mundo tan complejo en el que vivimos.

Marca personal no es solo lo que tu digas que eres y haces, es también lo que los demás digan sobre ti.

Se llama reputación.

¿Sabes que piensan los demás de ti? ¿que imagen estás dejando? 

Cuando no lo haces tú, serán ellos los que dirán lo que no eres.

En una mundo de miles de personas es muy difícil que todo el mundo se conozca.

Por eso, los que sepan crear su identidad estarán destacando dentro de la multitud. Es una manera de simplificar todo el ruido que existe y poder abarcar algo más concreto.

Mientras no tengas una marca personal trabajada, será difícil que te identifiquen y destaques.

ERROR 5: No tener un método claro y una estrategia a seguir

Hacer por hacer sin una guía que seguir, puede hacerte perder mucho tiempo.

Llegará un punto en el que acabarás perdido o pero aún, tus clientes se sientan perdidos.

No es necesario hacer un plan de negocio de 100 páginas, sino que un pequeño plan donde toda la información relevante de tu marca organice tu trayectoria.

No tener una estrategia a la hora de comunicarse puede acarrear algunas consecuencias:

  • Que la inspiración no llegue cuando más lo necesitas. Es ese momento en el que aparecen los bloqueos y no sabes que escribir o que publicar.
  • Incluso puede pasar que transmitas información incoherente. Era algo que te gustaba en ese momento, o creías que era tendencia, pero no tiene nada que ver contigo y además no aporta valor a tus clientes.
  • No puedas medir tus avances claramente. Sin una estrategia es difícil hacer mediciones y saber dónde estás fallando para mejorar.

La diferencia entre los que tienen una estrategia de marca y los que no la tienen es clara.

Las 4 soluciones para que tu marca deje de ser desconocida.

[separator top=»30″ bottom=»40″ style=»double»]

Después de ver todos los problemas juntos, ahora toca las soluciones.

Todo tiene solución.

No importa en fase estés, si estás leyendo esto y quieres hacer algo por destacar y conseguir más clientes, este momento es perfecto.

SOLUCIÓN 1: Darte cuenta que sin objetivos y un propósito, no llegarás muy lejos y menos en este mundo tan cambiante.

Tener un propósito hace que tus pensamientos y expectativas se conviertan en las herramientas que te ayudarán a diseñar tu futuro. Estarás creando una realidad que es hacia la que quieres ir.

Cuando esto ocurre, sientes que se alinean todos los pasos que vas dando.

O incluso, cuando tienes un momento de bajón o de dispersión, te ayuda a que no te quedes ahí y es como un recordatorio inconsciente de hacia donde vas.

En el mundo del deporte es muy común utilizar la técnica de visualización antes de cada competición. Lo hacen para centrarse, repetir en su cabeza cada paso que les hará llegar a su meta.

Lo mismo lo puedes aplicar en tu negocio, te aseguro que el cambio marca la diferencia. No todas las marcas lo hacen, pero las que si lo aplican, son las que suelen destacar.

SOLUCIÓN 2: Encuentra tu valor diferencial y controla que sea este el que se difunde

No te quedes esperando a que los demás digan antes que tu, quién eres y que haces.

Esto es peligroso. Si ellos lo hacen antes que tu, igual se difunde una imagen que no es la que tu quieres.

Hazlo tu.

Piensa que quieres transmitir, a que público quieres llegar, que quieres que piensen cuando vean tu marca.

Una vez que tu lo hagas y el mensaje sea claro, controla que todos los canales de comunicación están transmitiendo de forma coherente el mismo mensaje.

Crear una marca personal es conseguir que sean los demás que nos vendan.

Convertirte en la opción elegida es más fácil si trabajas tu marca, será la que te avale. Encuentra tu valor diferencial y no pares de mostrarlo.

SOLUCIÓN 3: Encuentra tu nicho y tu cliente ideal.

No es una elección, es el gran impulsor de una marca.

Tener esto claro, te hará la vida mucho más fácil.

Cuanto más específica sea tu marca más fácil será de recordar.

Además genera confianza.

Imagina que te buscan en google. Si no ofreces nada específico, tu marca es muy generalista, aunque te encuentren es posible que no te elijan.

Si dentro de tu nicho existe alguien que ofrecen solamente aquello que ellos están buscando, pensarán que esta persona al estar especializada sabrá más y por lo tanto, optarán por este profesional.

Imagina que un médico está buscando un coach. En google habrá muchos life coach, pero si encuentra un coach especializado en profesionales médicos, te aseguro que se quedará con este. Y seguro que dentro de este nicho no tendrá problema en afinar sus mensajes, y diferenciarse.

Define a tu cliente ideal y haz que todo gire en torno a él.

SOLUCIÓN 4: Conócete bien por dentro antes de abrir tu web o blog o publicar en redes.

El mercado es muy competitivo, y vamos a una gran velocidad de cambios.

Es importante saber vender lo que somos y lo que sabemos hacer.

El autoconocimiento es imprescindible si quieres crear tu marca. Desde tus valores a tu tono de voz son elementos que jugarán un papel muy importante para que tu marca sea elegida.

Tu web, blog, o redes estarán transmitiendo por ti en automático y mientras tu no estás, por eso es importante ese trabajo previo lo hagas bien.

Además hay otro factor que tienes que tener en cuenta.

No tengas prisa.

Este trabajo requiere tiempo, paciencia, esfuerzo y perseverancia.

Una marca no se crea de un día para otro.

Como ves, la solución está más cerca de lo que crees y está a tu alcance..

Ahora te toca elegir cuando quieres empezar a atraer a los miles de clientes potenciales que están deseando conocerte.

 

>>>>Regístrate y descárgate aquí dos recursos gratuitos que te ayudarán a empezar a dar tus primeros pasos en la creación de tu marca. 

 

 

2 sencillas acciones que te ayudarán a construir tu valor diferencial

¿Conocen tus clientes el verdadero valor de tus servicios o productos?

Seguro que has probado todas las técnicas de marketing y promoción que conoces para darte a conocer.

Y cada vez que contacta contigo un nuevo cliente, saltas de alegría.

Pero a la hora de la venta final sientes que algo falla.

  • Unas veces es porque no han entendido bien lo que haces,
  • otras porque el resultado final no fue el que se esperaba
  • o incluso muchas veces simplemente han acabado contratándote el servicio más barato, solo para probar.

Tienes clientes que te hacen perder más tiempo, que el dinero que después ganas con eses servicios. Discuten cada entrega o sesión y además regatean el precio final como si estuviesen en un mercadillo.

Tú no quieres estas situaciones, pero siempre te ves envuelto en alguna de ellas irremediablemente.

Ten claro una cosa, el trabajo que estás haciendo tiene un alto componente creativo.

Estás siempre buscando nuevas perspectivas.

Ves oportunidades dónde otras personas no las verían.

Creas momentos y experiencias que después tu cliente va a sentir con tu trabajo.

Y esto muchas veces, no se ve.

Es como una obra de teatro.

La función puede durar 1 hora. Pero todo el trabajo que hay detrás igual ha durado un año entero.

Desde el momento en el que surgió la idea hasta que los actores la representaron, pasaron muchas cosas.

Lo mismo pasa con tu trabajo. Todo lo que queda en el backstage  de tu marca es el valor añadido que después van recibir tus clientes con tus servicios y productos.

¿Conocen tus clientes todo lo que se esconde detrás de tus servicios y productos?

Quizás esta es la pregunta que debes hacerte.

El problema no es que tus clientes no sepan valorar lo que haces.

Igual es que no saben lo que haces o no saben todo el trabajo que existe detrás de lo que ellos consumen o van a consumir.

Una de las ventajas de tener una marca personal, es que este punto lo tendrás tan trabajado, que formará parte de tu identidad.

Es cómo haces tú las cosas.

Es tu método.

Tu estrategia.

Tu valor diferencial.

Y dentro de ese valor diferencial, estará todo ese know how que sólo tú puedes ofrecer. Y por el cual ellos te querrán comprar.

Créeme, tienes mucho que enseñar y aún no lo estás haciendo.

Para mí, lo esencial para que construyas tu valor diferencial es que empieces a trabajar estas dos acciones.

1) Empieza por ti.

¿Conoces realmente lo que tú vales?

Detrás de esta pregunta suelen aparecer miedos, inseguridades y niveles bajos de autoestima.

Esto hace que no saques lo mejor de ti y por lo tanto se refleje en tu trabajo y sobre todo que aflore delante de tus clientes.

Tus fortalezas son tus mejores aliadas para sacarlas del armario y utilizarlas en cada actividad que hagas.

Por ejemplo, si eres bueno hablando en público, aprovéchalo.

  • Dedica más tiempo a preparar charlas y menos a usar las redes sociales. Esto siempre lo puedes delegar o automatizar.
  • Haz más videos y menos post escritos. Vende tus productos como video cursos.
  • Incluso, puedes trabajar tu presencia apareciendo más en los medios tradicionales (televisión, radio, prensa..).

Analiza también tus debilidades. Igual estás poniendo mucho esfuerzo en acciones que no se te dan bien o simplemente no te gustan. Revisa tus estrategias y elimina esas debilidades o transfórmalas.

Imagina que lo tuyo no es hablar en público.

Potencia más tu blog escrito. Crea charlas online en las redes sociales, conviértete en referente de tu mercado proponiendo temas innovadores. Si el miedo escénico te puede, siempre hay alternativas en este mundo 2.0. que puedes aprovechar y transformar para tu marca.

2) Comunícalo claramente.

Después de tener claro cuál es tu valor diferencial, toca decírselo al mundo claramente.

Y cuando digo claro, me refiero a que no queden dudas ni que se pueda leer entre líneas cosas que no has querido decir.

Este trabajo es muy importante.

Si tu presencia es sobre todo online, te tocará revisar todos los textos de tu web y redes sociales para ver si tu mensaje queda claro.

Pregúntale a tu audiencia también. Crea encuestas y escúchales.

Tus antiguos clientes también pueden ayudarte. Conecta con ellos y pregúntales.

Tu misión es comunicar qué es lo que vas a hacer por ellos.

Y en tu valor diferencial está la clave para que tu ayuda sea lo más útil posible, y que llegues a ellos de una forma natural.

Tu marca personal te representará y hablará por ti, incluso cuando no estés. Así que ojo con lo que comunican tus textos.

Recuerda que es más fácil que estés en las mentes de tus clientes, si haces algo sorprendente, impactante o simplemente diferente.

Tu manera de hacer las cosas es única. Trabajar tu valor diferencial es la esencia de tu marca personal y comunicarlo claramente es la mejor forma de que te conozcan y sobre todo te recuerden.

Cuál es el primer paso para empezar a vivir de tu pasión

LIFESTYLE_L

¿Has pensado qué estilo de vida es el que quieres?

Cuando me refiero a estilo de vida, quiero decir, cómo quieres que sea tu día ideal. Seguro que ya tienes en mente algo, y sabes muchas cosas que te gustarían, y otras muchas que no.

  • Quizás es ese estilo de vida en el que tú tienes el control de tus horarios, de tu trabajo, y de tu tiempo libre.
  • Dónde la ubicación física no es algo fijo sino que puede ir variando según las circunstancias de tu vida o de tu trabajo.
  • O quizás es un estilo de vida en el que el trabajo sea una parte importante, que tiene unos horarios y unas tareas predispuestas y que te permite después llegar a casa y poder desconectar fácilmente sin llevarte preocupaciones ni trabajo extra.

Cualquiera de las opciones son perfectas para llevar a cabo, y seguramente haya mil más que se te pueden ocurrir.

Personalmente creo que pararse a reflexionar sobre el estilo de vida que quieres llevar, es un preliminar obligatorio si quieres vivir de tu pasión.

Y si ya estás viviendo de lo que te gusta, pero sientes que falta algo para completarlo y que te llene, este es un muy buen momento para pensar qué es lo que quieres.

A veces nos empeñamos en crear una marca, definir estrategias,… pero no le damos importancia a como queremos vivir nuestra vida, de la cuál el trabajo es la mayor parte de ese tiempo.

De esta reflexión sacarás ideas para que tu negocio encaje en tu estilo de vida.

Igual quieres tener más tiempo de trabajo desde casa y lo que necesitas es reforzar la parte online de tu negocio.

O todo lo contrario, trabajas mucho la parte online pero eres una persona que le encanta relacionarse directamente con personas. Igual es el momento de pensar estrategias que te permitan encauzar a tu negocio hacia ese lado.

Márcate objetivos que te permitan visualizar ese estilo de vida.

Coge papel y boli y prioriza lo que para ti sea importante en tu vida, intenta ser lo más detallista posible, como si fuese una carta muy importante en la que no puedes olvidarte de ningún detalle.

Verás que al escribirlo empieza a coger forma, a ser más real, incluso puede ser que te replantees cosas que pensabas que creías seguras y al verlas escritas darás un salto al darte cuenta de que eso es lo que no realmente quieres.

Te dejo una plantilla descargable para que tengas una guía de cómo hacerlo.

Intenta cada día realizar nuevos cambios en tu vida para que se acerquen lo máximo al estilo de vida que quieres.

¿Qué opinas tú?

¿Te parece importante encontrar cuál es tu estilo de vida?

 

Algunas herramientas que me han ayudado a optimizar mi tiempo y recursos

¿Son demasiadas las tareas que haces cada día o son las herramientas y recursos las que no son adecuadas?

HERRAMIENTAS

Cada vez que abro el ordenador se me acumulan las ventanas abiertas del navegador, los documentos a medio escribir, las notas y los programas de diseño.

Puede parecer un caos si lo ves desde fuera, pero te aseguro que cuando el tiempo apremia, un buen plan de organización, es el que me marca lo que quiero abrir en función de las tareas que quiero hacer cada día.

Al principio usaba sin pensar un programa u otro.

Hacía listas por todas partes y luego las tenía dispersas en diferentes documentos.

Usaba imágenes por un lado, guardaba las que me encontraba en internet por otro, y al final ya no me acordaba dónde estaba cada cosa cuando lo necesitaba.

Encontraba inspiración en un blog pero seguía leyendo otras entradas enlazadas, y cuando me daba cuenta, ya no sabía dónde estaba el primero.

Después de ya algún tiempo, puedo decir que he conseguido optimizar la organización de mis recursos.

Como emprendedor creativo estás constantemente buscando inspiración aquí y allá. Acumulas gran cantidad de información, que si no sigues cierto orden te pierdes.

Criterios de selección para la caja de herramientas online

  • Herramientas que aportan valor al trabajo diario
  • Son sencillas a la hora de utilizar. Quieres ganar tiempo, no perderlo.
  • Se adaptan al tipo de trabajo que realizas.

[highlight color=»#fedc70″]Por eso he recopilado algunos recursos y herramientas que según mi experiencia me han ayudado a optimizar mi tiempo y sobre todo mi trabajo.[/highlight]

 

1. Organización de email

Para la organización de mi email uso Gmail hasta ahora la mejor herramienta de mail que he probado. Tiene muchas funcionalidades como crear carpetas, etiquetas, pestañas y tareas.

Además si usas google Apps for work  puedes abrir tu correo corporativo como si fuese un gmail, e incluso tener varias bandejas de entrada. Ahora no la estoy utilizando, pero sí que la he usado y te aseguro que te ahorra mucho tiempo. La volveré a usar sin duda, en cuanto retome mi trabajo al 100% con todos mis proyectos.

Otro truco para ahorrar tiempo con tu correo es usar el gmail offlineCuántas veces estás sin conexión y justo es en ese momento, cuando tendrías tiempo para responder a tus correos. Pues esta herramienta va la mar de bien para esto.

2.Organización de proyectos

De forma offline, las que mejor funcionan son una libreta que llevo a todas partes y una pizarra.

Si aún no las usas te las recomiendo. No anotes sólo palabras o frases, haz dibujos, esquemas, diagramas… te ayudará a que tu trabajo sea aún más creativo.

Pero si hablamos de herramientas online, te recomiendo algunas de las que uso yo.

En Google drive guardo los documentos digitales que creo y además si trabajo con alguien puedo compartirlo y editarlo sobre el mismo, sin perder el control de cambios de cada persona.

El Google calendar lo tengo sincronizado con el móvil. Es genial para no olvidarme de nada. Además me sirve para organizar tareas a más largo plazo, que al ponerle fecha me hacen ver si pueden ser reales o no. Después añado acciones (mensuales y semanales) antes de mi objetivo a largo plazo (1 año), que me sirve para organizar los próximos pasos y para validar si me quedo corta o no.

También te recomiendo evernote. Yo la uso para anotar ideas que me encuentro por la red, páginas web, imágenes, noticias… Las puedes ordenar por categorías y en carpetas.

Y una herramienta que he descubierto hace poco y que sirve para organizar a partir de imágenes, es Dragdis. Si eres visual como yo, te va a encantar. La instalas en el navegador y cuando estás navegando por alguna página simplemente arrastras la imagen a la derecha del navegador y se guarda en la carpeta que hayas creado. Luego las podrás ver todas como un mosaico con los enlaces originales.

Otra herramienta que uso mucho es el Excel. Como complemento de tu calendar, aquí puedes organizar las tareas con detalle, crear checklists, plantillas para publicar en las redes sociales, plantillas para gestionar los títulos de los post de tu blog, ideas… Intenta no tener muchos excels, sería contraproducente, si después no sabes dónde están. Mejor agrupa por temáticas y utiliza las pestañas de cada documento para organizar el contenido. Por ejemplo, un solo Excel para comunicación en redes sociales.

Te dejo una lista de herramientas interesantes, para que eches un vistazo.

Herramientas online hay muchas, pero mejor es que empieces poco a poco a probar cuáles son las que mejor se adaptan a tu trabajo.

[highlight color=»#fedc70″]Aunque las herramientas que seguro son útiles para cualquier mente creativa, son una libreta y un boli.[/highlight]

 

Ahora te toca a ti, cuéntame en los comentarios…

  • ¿Cómo gestionas toda la información que acumulas cada día?
  • ¿Qué herramientas usas tú?
  • ¿Cuál es la que más te gusta?

 

Cómo crear rutinas puede ayudarte a ser creativo [con plantilla gratis]

La rutina no tiene porqué estar reñida con la creatividad. De hecho, si tienes tus rutinas claras y tienes marcados los momentos para tus hábitos, estarás dejando espacio para tu creatividad.

CREATIVIDAD Y RUTINAS

A partir de mi propia experiencia y de los emprendedores creativos que he conocido hasta ahora, he visto un par de patrones que se repiten bastante:

[checklist icon=»ok-circle» iconcolor=»#fdec70″ circle=»no»]

    • [highlight color=»#fedc70″]Las mejores ideas suelen aparecer siempre fuera de las horas en las que estás trabajando.[/highlight] En la ducha, hablando con un amigo, cuando estás ya en la cama…
    • [highlight color=»#fedc70″]Existen las rutinas pero no duran mucho. [/highlight]Crear hábitos nuevos es fácil aunque después mantenerlos no lo es tanto.

[/checklist]

Y cuando surgen las ideas, así de repente, sales corriendo para ponerte a trabajar o a anotarlas, sea la hora que sea,  para no olvidar nada de lo que se te ha ocurrido.

Son en esos momentos en los que sientes que trabajas sin estructura o sin rutina, y al final del día estás agotado por estos movimientos de trabajo fuera de horas.

Esto que te pasa no es malo. La creatividad es así, aparece en esos momentos de relax, porque es ahí donde tu cerebro funciona de verdad.

Lo que pasa después, sí que es importante que lo tengas en cuenta. El momento creativo es genial, te abstraes y lo disfrutas.

Pero después llega la hora de hacer esas tareas menos creativas y que también son parte de tu trabajo: la motivación baja y hacerlas cuesta más. Son esos momentos los que alteran tu día a día.

Si estabas haciendo algo y lo dejas, después retomarlo es más complicado. Como a todo, tu cuerpo y mente se acostumbra a este caos y después centrarse en ciertas tareas menos creativas cuesta el doble.

La productividad baja, tienes mil cosas por hacer, el tiempo no te da para todo… y de esto sí que te gustaría poner orden.

[highlight color=»#fedc70″]Cuando hablo de rutinas me refiero a tener:[/highlight]

  1. Un método o proceso de trabajo para resolver problemas.
  2. Darle estructura a tu vida y a tu trabajo para ser más productivo.
  3. Tener claro qué hábitos quieres tener en tu día a día. Esos que sabes que te reportarán beneficios y por lo tanto encontrar tiempo para hacerlos deberían estar en tu TODO list.

Para que empieces desde ya, a poner orden en el caos de tu vida creativa, te propongo el siguiente ejercicio que te ayudará a encontrar esas rutinas que quieres incorporar desde ahora mismo, en tu calendario.

Para poder descargarlo haz click sobre la imagen:

4 TIPS para optimizar tu tiempo y recursos

Cómo ya he dicho en alguna ocasión «menos es más». Para mí es una especie de mantra,  que aplico en todos los ámbitos de mi vida, tanto personal como profesional.

Como emprendedora creativa, que me encanta buscar constantemente nuevas ideas, este mantra, es el que más me ayuda a centrarme.

 

 

MENOS ES MÁS_LARGE

En el mundo digital, en el que vivimos actualmente, la cantidad de información que percibimos es enorme.

Existen miles de blogs, profesiones nuevas que aparecen cada día, productos y servicios que antes ni siquiera pensábamos que pudiesen existir… Nos podríamos perder navegando todo el día en internet, y ¡cuánto tiempo gastaríamos si vagamos sin rumbo!

Y esto se refleja en nuestro día a día.

No es tarea fácil que consigas fijar un objetivo claro con tanta información y opciones que tienes. Tampoco lo es centrarse en un solo cliente, con la cantidad de gente que está ahí fuera y podría comprarte.

Te aseguro que vale la pena simplificar estas situaciones. Piensa lo difícil que es avanzar entre la multitud. Sería mucho mejor conseguir un espacio delimitado en el que te muevas a tus anchas.

Te propongo empezar por simplificar en estas cuatro áreas:

1. [highlight color=»#fedc70″]Fijar objetivos y metas focalizados. [/highlight]Empieza por centrar toda tu energía en un tema, como mucho dos. Aunque si lo analizas verás que mejor es quedarse con uno solo. Verás que estando focalizado en un tema concreto, las acciones y oportunidades se alinean como por arte de magia.

Este año estoy muy centrada en el Personal Branding. Mis objetivos están en torno a este tema, y gracias a esto, me han ido apareciendo oportunidades que de otra manera ni siquiera las hubiese visto.

2. [highlight color=»#fedc70″]¿Cuántas habilidades o fortalezas tienes? [/highlight]Seguro que si lo analizas te sale más de una. Esto es genial, porque si las tienes localizadas, cada vez que crees un nuevo servicio, consigas un nuevo cliente, escribas un post en tu blog podrás aplicar tus habilidades para optimizar tus resultados.

Imagina que sólo puedes elegir una habilidad o fortaleza, durante un periodo de tiempo determinado. ¿Cómo aplicarías esta fortaleza en cada tarea que realizas cada día?

Si aplicas la fortaleza elegida, de manera constante acabarás potenciándola.

El camino a la excelencia en algo que haces muy bien, es un camino mucho más corto, que empezar de cero en otra capacidad que a lo mejor no eres tan bueno.

 3. Por supuesto aplicándolo al [highlight color=»#fedc70″]posicionamiento de tu marca [/highlight]también es válido. Cuando te centras en un solo mercado y en un solo cliente (cliente ideal) todo se simplifica:

  • Las tareas de marketing de repente son mucho más sencillas.
  • Elegir temas para tu blog, no será un problema
  • y dirigirte a una “sóla persona” es mucho más fácil que dirigirte a “todos”, conseguirás un lenguaje más personal y efectivo.

4. También en la [highlight color=»#fedc70″]imagen[/highlight] es aplicable.

  • Una tipología mejor que tres.
  • Dos colores mejor que cuatro.

Queda mucho más claro y cómo ya he comentado en otra ocasión, nuestro cerebro es capaz de procesar información visual en 13 milisegundos, por lo que tu público recibirá mejor el mensaje si no hay un batiburrillo de colores y tipografías que lo distraiga.

¿Compartes conmigo el mantra de “menos es más”? ¿En qué más situaciones profesionales lo aplicas tú?

 

 

DISEÑA EL TRABAJO DE TUS SUEÑOS

Sería genial que hoy cogieras papel y boli y empezaras a diseñar el trabajo de tus sueños, y al final del día ya tuvieses el boceto.

Qué fácil suena! Pero… ¿por qué no?

Si no has encontrado aún el trabajo de tus sueños no decaigas, sigue intentándolo y no te conformes.

No es algo que se consiga de un día para otro, te aseguro que lleva su tiempo.

Pero solo aparecerá si te pones a buscarlo y a “hacer cosas”. Posiblemente no será esa primera opción que elijas, pruébala y sobre todo sigue generando opciones que acabarán acercándote más, porque el peor error que puedes cometer es dedicarte día tras día a algo que no te guste.

Te voy a dar algunas pistas para que te sirvan de inspiración y las apliques en tu búsqueda.

5 PISTAS QUE TE AYUDARÁN A DISEÑAR EL TRABAJO DE TUS SUEÑOS.

1_ Sé tú mismo y olvídate de las reglas, de lo preestablecido.

Ya sé que no paro de decirlo pero te aseguro que esto es la clave, cuando sepas quién eres todo saldrá rodado.

Sé creativo y busca tu estilo.

Puedes inspirarte por supuesto en alguien que te motive y sea tu referente.

Intenta sacar las cualidades que admires y a partir de ahí construye tu imagen, tu marca.

Hablo más sobre cómo ser tú en mi artículo: “quién eres tú

2_ Descubre cuáles son tus talentos y fortalezas.

Si el día a día te distrae, estás muy ocupado y con la cabeza en otro sitio busca un momento de tranquilidad para centrarte en tus habilidades.

Aquí te cuento más cosas sobre este tema “haz de tu talento tu marca personal

Si no tienes ni idea por dónde empezar, te propongo un ejercicio que con un poco de creatividad puede darte muchas pistas.

>>>Asocia palabras al azar a tu objetivo / idea / habilidad. Saliendo por un momento del pensamiento racional y de los límites que pones, es una forma de abrir tu mente a un nivel de creatividad totalmente nuevo.

>>>Elige una cualidad o algo que te guste mucho hacer y que necesitas crear ideas. Por ejemplo: Fotografía.

>>>Haz una lista de palabras al azar, elegidas en libros, revistas, … y numéralas. (1. guia 2. viaje 3.secreto 4.clase 5. invisible 6.agua … hazla muy larga)

>>>Elige un número. Usa la palabra correspondiente a ese número. De esta forma estás impidiendo a tu subconsciente elegir una palabra que sea relevante para tu objetivo inicial.

>>>Describe lo que significa la palabra que te salió. ¿qué significa esa idea para ti? ¿que te inspira? ¿por qué crees que salió esta palabra y no otra?

>>>Ahora usa estas palabras para ayudarte a asociar y vincular esta palabra con tu tema… Enlaza tu tema (Fotografía en el ejemplo) con la palabra elegida y crea conexiones, ideas, locuras, dale la vuelta, sinónimos, etc…

Si se te acaban las ideas para una palabra, empieza con otra. La idea es que generes muchas nuevas opciones y que sean creativas, que no te limite el razonamiento, juega con las palabras, déjate llevar.

3_Lee mucho.

Si has encontrado algo que te gusta hacer, investiga en internet, cómprate libros del tema. ¿Sigues motivado después de haber recopilado toda esa información? O por el contrario, ¿te has dado cuenta de que ya no te interesa seguir buscando más del tema?

4_Te propongo varias preguntas para reflexionar.

Creo que pueden ayudarte a empezar a dar ese pequeño primer paso, porque a mí me sirvieron mucho:

  • ¿A qué te dedicarías si tuvieses todo el dinero del mundo?
  • ¿Qué harías si tuvieses la garantía total de que vas a tener éxito?
  • ¿Qué es lo que no has hecho en los últimos meses y te hubiese gustado hacer?
  •  ¿Cuál es el coste (no monetario) que estás dispuesto a invertir?
  • ¿En qué grado estás comprometido para dedicarte a tu trabajo soñado?

Si te ha gustado el artículo y quieres devolverme el favor, compártelo en las redes sociales.

PD: Si necesitas ayuda para identificar el trabajo de tus sueños podría interesarte un proceso de coaching conmigo dónde crearemos un plan de acción con el que verás el avance desde el primer día. 

PD2: También puedes apuntarte a mi newsletter recibirás en tu correo inspiración gratuíta que escribo en mi blog y otros recursos que te van a interesar. 

 

 

¿QUIÉN ERES?

2SABES QUI'EN ERES_COMPACT_LARGE

¿Eres consciente del impacto que produces en tu alrededor?

¿Eres tú el que controlas lo que haces o te dejas llevar por el entorno?

Hoy te voy a explicar porque es tan importante esto de descubrir quién eres.

Lo primero que quiero que sepas es que tú eres único, tienes una personalidad que es solo tuya y sobre todo tienes una manera de pensar propia. Parece muy obvio pero a veces lo olvidamos.

Estas características que tienes únicas son las que van dejando huella a tu alrededor, los demás lo perciben, tu entorno se convierte en tu reflejo y obtienes los resultados de lo que tú haces.

Todo esto que te estoy contando tiene un nombre, que seguro que has escuchado más de una vez: marca personal.

Aquí no se trata de inventar nada, todo lo llevas puesto encima, solo tienes que descubrirlo.

Todo lo que transmites refleja lo que eres. Así que imagina lo importante que es saber quién eres.

Si no eres tu el que descubre quién eres, te aseguro que alguien lo hará por ti.

Cuanto más claro lo tengas, será más fácil comunicarlo, aportarás aquella información que mejor te represente, tu mejor versión y todo esto, genera confianza. Es un error pensar que la marca personal consiste en crear algo que no eres, cambiar tu fachada. Es todo lo contrario.

Te pongo un ejemplo.

Seguro que algún momento has tenido que elegir entre comprar una cosa u otra que implicaba cierto riesgo, por ejemplo por el precio y por la calidad.

Imagina que vas a comprar una lavadora.

Si has tenido alguna duda a la hora de elegir seguramente para minimizar ese riesgo de pagar un precio y que la calidad sea buena, has optado por preguntar a alguien de confianza para completar esa información que no tienes o directamente has decidido optar por una marca conocida.

¿Sabes por qué lo has hecho?

Esa falta de información es la que dejas de dar cuando te vendes, por lo que tus clientes o la gente que está a tu alrededor se pueden crear su propia imagen o completarla preguntando a otras personas, por lo que si esta información no la has dado tu o no estaba bajo tu control, seguramente el riesgo de que elijan a otro es muy alto.

Y cuando eliges una marca conocida.

¿Por qué crees que lo has hecho?

Seguramente ya tienes mucha información sobre ella, está por todas partes, tiene buena fama, etc…

Para que esto pase, el control de esta información lo tienes que tener tú, tu eres el que definiría quién eres y te encargarías de difundirlo por todos los medios.

Esto nos pasa cada día también a los profesionales que vendemos servicios.

Es importantísimo definir nuestra marca y saber comunicar de forma eficaz qué es lo que somos. Por supuesto no le vamos a gustar a todos, pero sí posemos conseguir llegar a todos aquellos que comparten con nosotros nuestros valores y nuestras ideas.

Trabajar nuestra marca consiste en tener una planificación de tareas a realizar y crear un plan de acción estratégico que permita crear la imagen que queremos trasmitir a nuestro público, a esta estrategia se le llama personal branding. » Andrés Pérez Ortega experto en marca personal

Si te ha gustado el artículo y quieres devolverme el favor, compártelo en las redes sociales.

 

 

¿YA SABES QUÉ ES LO QUE BUSCAS?

Al hilo de mi último post «haz de tu talento marca personal» dónde te preguntaba cuáles eran tus habilidades o talentos, me gustaría ahora que reflexionases sobre una cosa más: ¿sabes realmente lo que buscas?

Ahora ya sabes cuáles son tus habilidades, ya sabes qué si las desarrollaras cada día en tu trabajo te sentirías feliz y realizado pero ¿tienes claro qué vas a hacer y sobre todo para qué?

El siguiente paso es la clave para que te posiciones y cojas rumbo hacia algún lugar, el lugar que tú elijas y en el que te visualices en un futuro ideal.

Tanto si estás definiendo un nuevo proyecto o negocio como si ya estás embarcado en uno y quieres cambiar tu rumbo es imprescindible que tengas en cuenta las siguientes claves: visión, misión, objetivos y valores.

3QUÉ BUSCAS_LARGE

Partes de una situación inicial qué es la que estás ahora mismo y te diriges hacia una situación ideal que ahora tienes la oportunidad de crear. Es importante que el viaje entre estas dos situaciones sea lo más placentero posible y esto lo conseguirás teniendo claro hacia dónde te diriges.

Este trayecto depende de ti, del grado de compromiso que adquieras a la hora de fijar un propósito que te inspire y que sea tuyo, no de los demás ¿qué te gustaría haber conseguido al final de tu vida?, de la capacidad creativa que tengas a la hora de plasmar tu visión de futuro ¿dónde te quieres ver de aquí a 10 años?, de que te fijes tus propias metas y objetivos ¿qué quieres conseguir a corto y a largo plazo? y sobre todo que conozcas los valores que representan lo que es importante para ti ¿sabes cuáles son tus valores?.

Este post resume los primeros pasos que necesitas para crear tu marca personal, tu huella. El personal branding es un plan estratégico que gestionado de forma lógica y ordenada te ayudará a ocupar el lugar que tu quieres en la mente de a quién te diriges, seas un profesional, una empresa o incluso si trabajas para otros  y te gustaría cambiar o asumir nuevos retos.

¿Te gustaría dejar huella y destacar por lo que haces? ¿Quieres cambiar el rumbo de tu negocio y ser tu el que tome las riendas?

Poner el foco en una sola cosa te ayudará a tomar mejores decisiones y a ver resultados mucho antes.

Si te ha gustado el artículo y quieres devolverme el favor, compártelo en las redes sociales.
Si quieres contactar conmigo escríbe aquí abajo tus comentarios e intentaré responderte lo antes posible.

[contact-form][contact-field label=’Nombre’ type=’name’ required=’1’/][contact-field label=’Email’ type=’email’ required=’1’/][contact-field label=’web o blog’ type=’url’/][contact-field label=’tus comentarios’ type=’textarea’ required=’1’/][/contact-form]

Ir a Arriba