Imagen2_

Como emprendedor cada día te enfrentas con el dilema de tomar decisiones desde que te levantas hasta que te acuestas. Tomar decisiones es un recurso que tienes y que si lo utilizas bien te aseguro que acabarás el día sintiéndote genial y deseando que llegue el día siguiente para continuar.

En cambio a veces, esa toma de decisiones puede llegar a ser una limitación que te paraliza y no te deje avanzar.

Para que esto no te ocurra, voy a compartir contigo un ejercicio que hago yo para que tomar decisiones sea una tarea fácil:

  1. ¿Esta decisión será buena o mala? No pienses en los extremos y no le des tantas vueltas. Todo está en tu cabeza, son tus ideas, solo habrá decisiones que te harán sentir bien y otras no tan bien.
  2. Piensa las consecuencias, pros y contras. Haz una lista con todo lo que se te ocurra. Cuando empiezas a desgranar sobre todo los contras te darás cuenta como pierden mucha importancia. Sólo faltaba bajar a la realidad lo que te rondaba por la cabeza.
  3. Enfréntate a los riesgos. Detrás de cada cambio siempre hay una oportunidad. Sé valiente, enfréntate y arriesga, siempre vale la pena. Hasta decidir “no decidir” es tomar una decisión, que por supuesto tiene unas consecuencias que ya habrás tenido en cuenta.
  4. Vence a tus miedos. Tu vocecita interior intentará convencerte para dudes, esa que juzga basándose en tu experiencia. Intenta hacerlo como si fuese la primera vez que lo haces.
  5. No corras, no tengas prisa. Si te surge alguna duda, piénsalo, analízalo, date tu tiempo, busca tu espacio, no hay prisa.

MANTRA BLOGUE_decisiones

Y ahora te dejo unos cuantos consejos que prepararán a tu cuerpo y mente para tomar decisiones:

COME Y DUERME BIEN

Una alimentación sana y equilibrada y descanso es el mejor camino para tomar mejores decisiones. Desde que tengo el sueño cortado (un peque de 4 meses y medio 😉 ) sé lo importante que es el descanso para tomar decisiones. Duerme las horas que necesites para estar despejado, te aseguro que tu mente funcionará mejor y serás más eficiente en todo lo que hagas.

La alimentación es igual de importante. Es el combustible de nuestro cuerpo y de nuestro cerebro. Una alimentación equilibrada hará que te sientas mejor, tendrás más energía, tu piel lo notará y por lo tanto te verás mejor y eso se transforma en motivación y mayor autoestima.

HAZ EJERCICIO

Las mejores ideas que tengo suelen venirme los días que voy a nadar a la piscina o incluso cuando doy un largo paseo. Si es al aire libre mejor, te despejará la mente y te dará mayor claridad para tomar decisiones.

MEDITA

Con dos minutos al día es suficiente. Es una forma de acallar la mente de los mil y un pensamientos que nos bombardea a cada minuto. Intenta estar dos minutos sin pensar en nada. No necesitas nada. Puedes hacerlo incluso entre tareas, sentado en tu silla del despacho.

Intenta esto: cierra los ojos. Respira profundo. Siente tus hombros como se relajan. Escanea tus brazos, primero uno y después el otro. Siente el antebrazo, las manos, los dedos… respira profundo. Relaja las piernas. Escanea primero una y después la otra hasta los dedos de tus pies y respira profundo. Verás cómo se relaja tu cuerpo. No necesitas más que de dos minutos. Intenta incorporarlo a tu rutina diaria. Notarás la diferencia.

DESCUBRE LO QUE QUIERES

Si sabes qué es lo que quieres, tomar decisiones es una tarea fácil. Saber qué estilo de vida quieres por ejemplo te ayudará a decidir. Si no lo tienes claro te animo a que lo descubras. Si necesitas más ayuda con mis sesiones de coaching te ayudaré a que lo descubras.

Si te ha gustado el artículo y quieres devolverme el favor, compártelo en las redes sociales.

Si quieres saber más, envíame un mail y contactaré contigo.

Apúntate al RSS para que te avise cuando esté listo mi próximo post!

Si quieres suscribirte a mi newsletter, recibirás tanto actualizaciones de mi blog como ofertas exlusivas que iré lanzando especialmente para ti, así como muchas más cosas que no te puedes perder! Apúntate aquí: