post objetivos_2_peque

Fotografía de elena coello

Para poder conseguir grandes resultados en nuestra vida es muy importante tener las cosas claras.

¿Sabes a dónde te diriges en tu vida? ¿Tienes claro cuál es tu objetivo?

No es fácil avanzar sin saber hacia dónde vamos. Podemos hacer muchas cosas en nuestra vida que nos gustan, que nos motivan o incluso que nos impulsan en un determinado momento, pero si no sabemos hacia donde nos dirigimos es difícil seguir trazando el camino para llegar a ninguna parte, incluso podemos llegar a sentirnos perdidos sin saber porqué.

Es complicado tomar decisiones día a día sin saber dónde está mi objetivo final. Imagina que vas en el coche y conduces durante horas pero sin rumbo, da igual por donde vayas porque no tienes una dirección a donde ir, para mí esto no tiene sentido. Pues esto es lo que pasa también en nuestras vidas.

Es importante encontrar un momento para reflexionar sobre cuáles son nuestros objetivos y escribirlos. Te propongo como ejercicio que durante cada día de esta semana  pienses en un objetivo para cada día, escríbelo y luego cúmplelo. El hecho de escribirlos activa en nuestro cerebro ideas que no habíamos planteado y además estarás creando un hábito muy positivo.

Esto es solo un pequeño ejercicio para empezar a coger el hábito, y si ya lo tienes prueba a escribir los objetivos de este año, ¿Qué es lo que quieres conseguir? Una vez los tengas colócalos en un sitio donde puedas verlos cada día, que no pierdas el rumbo, que siempre estén ahí para guiarte en cada paso que vayas dando porque ese será tu destino.

Te voy a dar unas pautas muy importantes para fijar estos objetivos:

  • Tienen que ser específicos y concretos porque así sabrás cuando los has conseguido.
  • Serán cuantificables porque es mucho más fácil saber si has conseguido algo muy medible que algo abstracto.
  • Piensa en un objetivo realista y alcanzable porque es fácil perder la motivación o incluso ni siquiera empezarlo si tu objetivo no es alcanzable. Determina uno que puedas lograr con trabajo y esfuerzo, que te lo creas.
  • Además tu objetivo debe ser retador, ambicioso, que te motive empezar a trabajar para llevarlo a cabo y alcanzarlo.
  • Procura que esté determinado en el tiempo. Pon un plazo concreto, una fecha lo más exacta posible, es importante para evaluar el progreso de tu objetivo.

Cuando los escribas procura que estos estén enunciados positivamente porque te motivará a llevarlo a cabo.

Esta puede ser tu hoja de ruta para empezar a practicar una tarea que espero conviertas en un hábito. Y sobre todo no pierdas de vista tus objetivos porque te servirán para focalizar tu energía en ellos.

Puedes estar toda tu vida dando vueltas en círculo y creer que estás avanzando. (El manuscrito secreto del Faquir, Ramiro Calle)

¿Me cuentas cuáles son tus objetivos más importantes en estos momentos? Puedes dejar un comentario aquí o mandarme un email si lo prefieres AQUÍ

En las sesiones individuales de coaching  yo te acompaño y guío a la hora de fijar tus objetivos, te ayudo a que encuentres el sentido de éstos y explores todos los pasos necesarios para que consigas resultados extraordinarios. Si quieres saber más contacta aquí conmigo AQUÍ.

Apúntate al newsletter para que te avise cuando esté listo mi próximo post!

suscribete